Lo que se dice en las mesas de 16/01 Latinoamérica ajustada, y Volatilidad

La clásica columna de los Viernes en Ámbito, donde la volatilidad parece que no nos abandona y en nuestro continente ajustamos cinturones…

Fuente Ámbito Web: http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=775160

Lo que se dice en las mesas

• Cuando muchos especulaban con el rally de enero, desde los cantones suizos llegó el tsunami. • Emergentes ante nuevo desafío pero mejor preparados que en los 90. • Dos eventos clave dominarán la semana y los próximos meses. • Pese a todo bonos argentinos sobreviven (inversores parecen estar apostando al cambio).

Así graficaron desde los cantones suizos la debacle cambiaria ayer en los mercados europeos tras la movida del banco central helvético de salir de la convertibilidad a 1,2 contra el euro y poner tasas negativas. Alexis Tsipras, el lider del partido de izquierda en Grecia, Syriza, y el titular del Banco Central Europeo, Mario Draghi, serán los protagonistas principales de la semana que ya comienza bien convulsionada.

  • Cambio de quincena. Fin de fiesta en varios centros veraniegos, éxodo de operadores y financistas de vuelta al ruedo marcan el tenor de estas horas. Algunos se fueron festejando el rally de Navidad pero el fin de año petrolero aguó las celebraciones. Se enfrentan ahora con lo inesperado: Suiza pateó el tablero y tronaron los mercados. A nivel local nuevas apuestas sobre bonos dollar link y más embestidas sobre los bancos enmarcan el horizonte de corto plazo. Pero el plato fuerte de la próxima semana será el 22 con la expectativa del ansiado programa de compras de bonos del Banco Central Europeo, que sostuvo a gran parte de las Bolsas del Viejo Continente en las últimas jornadas, y el 25 con la clave elección del primer ministro en Grecia.

    •Entre el éxodo de migrantes y la llegada del recambio los comentarios se centran en un informe del Estudio Bein sobre el desafío de las economías latinoamericanas frente a un nuevo equilibrio global que combina el fortalecimiento del dólar y el ajuste de los precios de algunos commodities. Señala que la región está de cara al desafío de corregir los desequilibrios heredados de la apreciación cambiaria del mundo de tasa cero y el boom de precios de las materias primas permitió impulsar el “tren bala” al pleno empleo. Frente a este cambio del escenario global, las monedas emergentes se han debilitado frente el dólar y a diferencia de los episodios clásicos de Guerra de Monedas, el proceso de devaluación que vienen exhibiendo las monedas de las economías de la región no tiene como meta de política económica recomponer el market share de las exportaciones a nivel global. En todo caso, las devaluaciones intentan corregir los desequilibrios heredados de la apreciación cambiaria una vez alcanzada la restricción externa, ajustando los niveles de importaciones en línea con el “nuevo equilibrio” de la oferta de dólares financieros y comerciales. Evidentemente, en esta transición hacia el “nuevo equilibrio” con corrección de los precios de los commodities, devaluaciones y ajuste en las importaciones, las economías de la región experimentan una desaceleración del nivel de actividad. Claro que a diferencia del ciclo de suba de tasas de la Fed y de fortalecimiento del dólar del período 1999/2002 que gatilló las crisis emergentes de fines de los 90, esta vez, el panorama de los emergentes presenta ciertas fortalezas que permitirían “amortiguar” la transición hacia el nuevo escenario, entre ellas, el poco margen de los bancos centrales del mundo desarrollado para subir las tasas de interés, menor fragilidad financiera al tener menor exposición de la deuda en moneda extranjera y menor nivel de endeudamiento.

    Mientras cerraban las pantallas europeas y en Wall Street arribó en el informe del experto apodado el “Oso”, que se ensaña con el regreso de la volatilidad, según él, para quedarse por un buen tiempo. A continuación, lo más rico del reporte.

    1) La semana pasada, el Dow Jones subió 500 puntos en dos días, este martes llegó a estar 270 puntos arriba y terminó 100 abajo, la misma proporción en el S&P hoy arrancó 10 arriba y llegó a estar 30 abajo, y quién sabe hacia adónde va. Lo mismo con el petróleo, sube un 5% en horas y vuelve a bajar, igual con el cobre. Ni hablar de algunos bonos corporativos, en particular empresas de 2da. línea, que hasta hace cuatro meses eran las niñas mimadas del mercado, como la colombiana Pacific Rupiales, cuyos bonos valían 100 o más en octubre y ayer bajaron en un solo día entre 15 y 20 dólares, llegando a los 55, y hoy, luego de desmentidas y aclaraciones, subieron a 62.

    La realidad es que ninguna de estas empresas tenía en su radar, al igual que la mayoría de los mortales, un petróleo 50.

    Un comentario aparte, pero que no es menor: este lunes, Goldman Sachs redujo su precio objetivo del petróleo para 2015 de 75 dólares a 38 (lamentable) y son los mismos que dijeron que el oro se iba a 1.100 dólares la onza…; está hoy en 1.261. Me pregunto qué diría nuestro ministro sobre estos pronósticos.

    2) Sin lugar a dudas, la movida que realizó hoy (por ayer) el Banco Central de Suiza abandonando la convertibilidad contra el euro de 1,20 que abrazó hace tres años, cuando fue la última crisis europea, provocó y tendrá secuelas muy grandes. La Bolsa llegó a estar un 15% abajo y terminó en casi un 9%, el franco contra el dólar se revaluó casi un 13% y contra el euro un 16%; varios bancos, fondos y expertos tendrán en los próximos días que blanquear grandes pérdidas. La pregunta del millón es por qué lo hicieron: sabrán lo que va a hacer el BCE el 22 de enero y no están dispuestos a seguir perdiendo reservas para sostener su moneda; por eso vemos al euro casi en 1,16 y camino a la paridad con el dólar de acá a fin de año, seguramente.

    Definitivamente, nada bueno es lo que viene teniendo en cuenta, ya que los suizos ahora cobran un 0,75% por contar con la plata en cash, y un bono a nueve años tiene rendimiento negativo y el de 10 años rinde un 0,04%; y el de 30 años, un 0,45%. Esto es sencillamente ridículo, a menos que lo que viene sea muy pero muy malo; si no, ¿qué sentido tiene prestarle al plata a un Gobierno y no recibir nada a cambio?

    3) Por lo tanto, la próxima semana tendremos dos eventos importantes: el 22, Mario Draghi, jefe del BCE, finalmente anunciará el famoso QE europeo, que, en mi opinión, llega tarde y tendrá un efecto nulo, ya que el mercado no solamente se ha anticipado, sino que se ha pasado de rosca, y quizá el resultado de la elección el 25 en Grecia puede provocar el efecto no deseado. Un dato de color: el economista Gunlacht, que a fin de año anticipó que la tasa de 10 años volvería al mínimo de la crisis de 2008 que fue 1,38, dijo que ésta podría llegar al 1%… Una pichincha teniendo en cuenta que Suiza está en un 0,04%, Japón en un 0,25% y Alemania en un 0,45%. (¡Qué bombita de tiempo que han armado los bancos centrales!).

    4) En cuanto al mercado local, la tónica sigue igual; por un lado, las acciones continúan bajando; y por el otro, los bonos siguen firmes o con subas marginales, algo que realmente llama la atención. Pareciera que estamos fuera del mundo; en este caso, nos favorece. Esperemos que los tenedores no se asusten y estén apostando al cambio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s